miércoles, 12 de noviembre de 2008

Códex 10 con AILMED en la Cadena SER

Ángel Quintero
Eduard Pascual
Salvador Gimeno







El pasado jueves 6 de noviembre, la Asociación por la Integración Laboral de Mossos d'Esquadra con Discapacidad (AILMED), fue invitada al programa radiofónico l'Hora L, de la cadena SER en Girona. Como Mosso d'Esquadra, soy socio de esta entidad sin ánimo de lucro, que ni siquiera cobra cuota a sus asociados. Como escritor, debo la entrega de tinta negra a denunciar injusticias en la medida que me permita la historia que se desarrolle en mis obras. Como persona discapacitada, el deber me llama. Como policía desahuciado por la administración a la que sirvo, no me queda más remedio que subirme al carro de la razón de ser y existir de AILMED. Así, acudí al programa invitado por el presidente de la asociación, Àngel Quintero, y su secretario, Salvador Gimeno, para aportar mi experiencia personal en esa causa y, como no, para hablar de Códex 10.

Todos los ciudadanos somos objeto material de derechos y obligaciones. En el fondo, de esto tratan las novelas de género negrocriminal que tanto nos gustan. Muchos son los agentes de policía, sin distinción de uniforme ni frontera, que cada día se juegan la vida y su integridad física por defender esos derechos. Algunos policías pierden este bien tan preciado que se llama vida en el ejercicio de esas funciones, lo vemos habitualmente en las noticias de todos los medios de comunicación del mundo. Otros muchos, ven desgarrada su integridad física con graves secuelas que los abocan a padecer algún tipo de discapacidad, de esto nadie se hace eco.

Los agentes del cuerpo de la Policia de la Generalitat-Mossos d'Esquadra que se ven impelidos a solicitar una plaza de segunda actividad, de específicas características compatibles con las aptitudes físicas y/o psíquicas residuales del funcionario, no tienen a día de hoy derecho a una de esas plazas que se les supone por ley, y por compromiso expreso y tácito del gobierno actual de esta administración. Casi un centenar de agentes de este cuerpo sobreviven con una pensión por discapacidad de la mitad de su sueldo. Mientras mantienen la situación administrativa de activo, la Generalitat de Catalunya les constriñe el derecho a desarrollar un puesto de trabajo en segunda actividad, aún cuando es de obligado cumplimiento legislativo.

Por lo expuesto, os anuncio ya que una trama literaria en Códex 10 se hace eco de esta problemática laboral, por lo que respecta a los funcionarios de policía, y social, por lo que afecta a todos los discapacitados; que son así discriminados por la administración que tiene la obligación de velar por su respeto y el derecho al trabajo recogido en la carta Magna de este país.

Aquellos que deseen escuchar el desarrollo de Hora L en la SER, pueden seguirlo clicando el botón de Play del reproductor bajo estas líneas, o bien acudiendo a la página web de la asociación donde, además, podrán ampliar esta información con muchos datos espeluznantes sobre casos concretos.