miércoles, 7 de enero de 2009

¿Sabes qué pasa el 9 de marzo?

Códex 10 ya tiene fecha de nacimiento: el día 9 de marzo de 2009 se pone a la venta. Muchos nueves, que es número de poder en la simbología oculta de los números.

El nueve es el número de la cooperación, y de la sinergia que permite la elevación a estados superiores de incondicionalidad; la empatía que da lugar a la participación de las partes en el todo. Teniendo en cuenta estas notas sobre el nueve, es curioso que en esta novela se de la circunstancia de la participación de otros autores como aval de calidad literaria.

Me gusta que esa fecha de publicación esté rodeada de nueves. Ese número me persigue desde que tengo uso de razón, hasta el punto de tratar de averiguar el significado simbológico. Por ejemplo, mi nombre completo, traducido de letras a cifras, suma nueve. Mi fecha de nacimiento, suma nueve. Mi número de placa, y también mi número de DNI, suma nueve. Uno de mis hijos nació el 9 de septiembre (9) de 1989. A otro de ellos, su fecha de nacimiento también suma 9 y Marina, mi hija, nació un día 9 a las 9:00 horas, y vivió sus primeras horas en la habitación número 279 del hospital, que además de terminar en nueve, sumados sus dígitos también arrojan un nueve. Hay otros muchos ejemplos de ese número en mi vida, pero esta no es una entrada secreta a mi autobiografía, ni de análisis del enigma pitagórico, así que lo dejamos aquí.

Inicialmente, Roca Editorial, me informó que el libro aparecería a la venta el día 25 de marzo, pero, una suerte del destino quiere que vea la luz el día 9 del mismo mes, en 2009. No creo en casualidades, y la compleja red del caos fractal está demasiado lejos de mi capacidad de raciocinio, así que lo dejo en ese simple agrado personal por la fecha de aparición actual, y que cada uno saque sus propias conclusiones.

¡PRÓXIMA ENTRADA EL 8 DE ENERO!
Eduard Pascual

2 comentarios:

Valeria dijo...

En 9 o en 16, seguro que será un día especial para ti. Yo también espero que llegue muy pronto!. Un abrazo, Valeria

Armando Rodera dijo...

Me alegro muchísimo por ti, Eduard. Debes sentir una emoción casi indescriptible, que un libro tuyo vea la luz después de tanto esfuerzo.

Lo estaremos esperando como agua de Mayo. Y luego de "tourné" literaria por España, el no va más.

Un abrazo.