martes, 24 de marzo de 2009

Entrevista en Novelpol

Entrevista en Códex 10 con Eduard Pascual

- Alejandro Gallo, Antonio Gómez Montejano, José María Deira. ¿ Les dan talleres de escritura en la academia de policía, es por la elaboración continua de informes o pura necesidad interna de liberar tensiones lo que les empuja a escribir a todos ustedes?

Ja, ja, ja, la verdad es que no. Escribir incorpora un tópico frecuente entre los que nos dedicamos a ello: lo hemos hecho toda la vida. La ventaja de la práctica diaria entre informes y atestados policiales ofrece una sabia difícil de encontrar en otros tipos de empleo, pero la tare
a de escribir sigue siendo una carga a la que, en general, el policía debe adaptarse en su trabajo diario.

- Los relatos de Codex 10 respiran sensibilidad por cada una de sus letras frente a una realidad que finalmente se impone con sus propias armas.
¿Qué es lo que ha primado a la hora de escribir cada una de las historias que nos relata en su libro?


Huir de los clásicos casos en los que el detective, o policía de turno, son la única posibilidad de resolución mediante técnicas científicas modernísimas que crean un protagonista hedónico pero muy alejado de la mundana rutina policial diaria y real de una comisaría de policía cualquiera. En esa realidad social que nos envuelve, los héroes visten como tú y como yo, tienen un coeficiente intelectual dentro de la media y no son modelos de revista. El objetivo ha sido desde el primer momento crear personajes imaginarios muy parecidos a los reales en cualquier comisaría de policía de cualquier cuerpo policial del país. Es decir acercar al lector al policía de carne y hueso.

¿Qué tanto por ciento tienen de realidad y cuanto de ficción?


Todos los capítulos están inspirados en casos reales que se pueden husmear en Internet, porque todos ellos fueron capturados por los rotativos de todo el país cuando fueron noticia.


- He visto al final del libro en el capítulo dedicado a los agradecimientos la mención de varios escritores de género negro ya consagrados. ¿Al ser autor novel le ha resultado especialmente difícil el poder publicar?


Gracias por esta pregunta, porque con ella me brindas la posibilidad de estrecharme en un abrazo agradecido con Andreu Martín, José Carlos Somoza, Rubén García, Tura Soler, Rosa Montero, Amir Valle, José Luis Muñoz y Raúl Argemí. Todos ellos, junto al librero más negrocriminal de Barcelona, Paco Camarasa, son los verdaderos padres de este volumen. Estoy convencido que por encima de mis galardones literarios, del que cabe destacar el premio Mario Vargas Llosa de Relato en 2008, los comentarios literarios y coloquiales de estos autores han sido los verdaderos buques insignia de Códex 10. Publicar es muy difícil en este país, pero yo no puedo decir que me haya resultado más que muy laborioso. Por ello puedo asegurar que, con una buena obra bajo el brazo y con un buen trabajo previo por parte del autor, que es quién mejor puede y debe vender su obra, la publicación está asegurada a más corto plazo que aquel que cree tener una gran novela en la primera escritura y espera que los editores se la quiten de las manos sin más que dedicarse a enviarla una y otra vez a todos ellos.

- Figueres no es Barcelona, ¿El delito tiene diferente acento según su localización? ¿Qué tiene de especial esta ciudad?

.....

Por José Ramón Gómez
.....

ACABA DE LEER LA ENTREVISTA EN NOVELPOL