miércoles, 23 de julio de 2008

La Barrera Idiomática

Hola de nuevo amigos. En este post me va el sentimiento, el sentimiento de escritor y el sentimiento humano.

CÓDEX 10 está escrito en castellano, sí. Podría decir que un escritor que busca un público catalán debe escribir su obra en ese idioma, del mismo modo que uno que pretende llegar al público castellano deberá escribir en español o el que quiera alcanzar al anglosajón escribirá en inglés. Incluso podría terminar este post en este mismo párrafo diciendo que yo quiero llevar la Policia de la Generalitat a cualquier rincón en el que se encuentre un lector de español, pero las razones son casi todas literarias.

Todos sabemos escribir, lo hacemos de vez en cuando siempre que las circunstancias nos obligan a garabatear una o dos frases. Todas esas pequeñas frases están cargadas de sentimiento humano; escribimos como sentimos. Sin embargo, esa pequeña y pasajera literatura no nos hace escritores.

Los policías escribimos mucho, pasamos gran parte de nuestra vida laboral escribiendo. Tratamos de ceñirnos a un tipo de lenguaje específico que no pretende más público que el jurídico y policial. Venimos obligados a formatos que muchas veces desplazan con indulgencia las normas básicas de gramática y ortografía. Pese a escribir tanto, los policías tampoco somos escritores; no creo que ninguno se haya planteado jamás ese adjetivo mientras describía minuciosamente un suceso dentro de un atestado.

Ser escritor es sentirse escritor. Es escribir para un público aunque al final no tenga uno la suerte de publicar. Es transportar al hipotético lector hasta un mundo de sensaciones aparecidas en él mientras desgrana las palabras, las frases, los párrafos... Eso nos hace escritores, esa es la esencia.

Desde que el escritor se plantea una idea, o tiene un motivo para escribir, hasta que un libro aparece en el estante de una librería se suceden muchas horas de soledad; yo lo llamo el rincón fantasma, porque aunque estás en él, verdaderamente no estás para nada ni para nadie. Es ese lugar donde te das cuenta que para ser escritor no vale con saber escribir; hay que hacerlo bien, y no me refiero a escribir de modo que enganche, sino que hay que conocer la lengua en la que se escribe. Terminas de escribir tu primer borrador y enseguida toca reescribirlo. Reescribir, no es más que leerlo con mucha capacidad autocrítica para corregir las faltas, borrar lo que sobra y añadir lo que falta... nada, poca cosa. La ortografía, creedme, es sólo el más pequeño de los demonios que existen en una lengua.

Todo esto para decir que yo no supero mi espacio crítico escribiendo en catalán, por eso lo hago en castellano, aunque espero seguir mejorando cada día en ambas formas. El castellano es la lengua en la que mejor me comunico, porque es la lengua en la que cursé mis estudios, por tanto la que más profundamente conozco sin que ello signifique que la conozco bien. Pese a reconocer que escribo catalán aceptablemente dentro del ámbito coloquial, no llego a cubrir mis propias expectativas en el ámbito literario. Como escritor novel, no me puedo arriesgar a que mi manuscrito sea desechado por adolecer de elegancia lingüística, uno de los principales motivos de exclusión en una editorial al leer la primera página de todo aspirante.

Por si fuera poco, quiero ver a los personajes de CÓDEX 10 viviendo en los corazones de todo lector en este país, sin distinción de lengua. Quiero transportar a esos lectores hasta un mundo catalán, con unos policías catalanes y no tan catalanes, y con unos ciudadanos que provienen de todas partes. En definitiva, en este libro, quiero que la Policia de Catalunya sea la policía de todos, porque la formamos todos, por que servimos a todos, sin límite lingüístico. Además, sueño con que la obra suscite el interés suficiente para ser traducida a cualquier otro idioma; es la aspiración de cualquier escritor publicado.

En la vida real, los límites los ponemos las personas. En este libro, una realidad de 260 páginas.

Eduard Pascual

5 comentarios:

Daniel Santos dijo...

"Chapeau" amigo Eduard.

Y yo añado lo siguiente: Puedes proponerle al editor que te lo publique, hacer una tirada en catalan que tendría un público objetivo elevado.

Un abrazo.

Eduard Pascual dijo...

por supuesto, Daniel, está en los planes. ya veremos después en que queda todo este proyecto...

Eduard Pascual

carme manresa dijo...

Hola Eduard, creo que has de escribir en el idioma que te sientas más cómodo y si ese es el castellano, pues no hay ningún problema. Yo estudié en castellano, antes no había otra opción; o sea que también escribo más cómodamente en castellano, aunque pienso en catalán.
¡Que dilema el de las lenguas!, y cuanto exprimen el tema los políticos, cuando realmente no es tal el problema. Bueno pero eso es otro tema y ahora no toca.
En fin, cuando esté publicado ya te harán las traducciones pertinentes, y deseo que sean muchas.
Espero que tengas suerte y lo puedas publicar pronto, ya tengo ganas de leerlo.
¡Ah!, el título me gusta.
Un abrazo

Jaume dijo...

El per alguns és un tema polític, per altres és un tema de rels i història. Perseguida durant un temps i despreciada per altres que arribaren.

http://www.diaridegirona.cat/secciones/noticia.jsp?pRef=2008072500_4_278528__Opinio-mossecs

Quan surti, compraré el teu llibre i el llegiré, ho deixo escrit, però quan surti en català, et sobra qualitat literaria per fer-ho.

Mari dijo...

Hola Eduard, ten por seguro que compraré el libro, ya tengo ganas de leerlo.
te deseo lo mejor.
Un abrazo
Mari
Valmegat